Todo bajo control

Se dice que para producir un producto de calidad hay que estar preparado para evaluar con rigor el propio trabajo. Por ello hemos establecido un sistema de control de calidad ampliamente ramificado, todos nuestros productos tienen que pasar por este proceso antes de ponerse a la venta.

Existen cinco plataformas de control: de la pureza y calidad de las materias primas, del nivel de ingredientes activos, de microbiología, de producto acabado y de gestión de residuos.

Nuestros laboratorios están equipados con los más modernos métodos de análisis. Esto nos permite poder garantizar siempre tanto la identidad de la planta como el contenido en principios activos, para ello nos valemos tanto de métodos propios como de los validados por la Farmacopea Europea. También nos permite garantizar, para cada lote de producción, que el nivel de posibles contaminantes de nuestras mezclas esté, sin excepción, muy por debajo de los límites legalmente exigidos.

Reforzando lo natural. Tenemos el convencimiento de que la mejor forma de asegurar la calidad es asegurando la pureza de los recursos naturales y garantizando que no se introduzcan en los ciclos biológicos ni insecticidas, herbicidas, fungicidas o fertilizantes químicos. Estamos plenamente comprometidos con la agricultura ecológica y los estándares Bio.