Volver a noticias

Combatir el síndrome postvacacional

  • 29 agosto 2017

Acabas de reincorporarte al trabajo después de unas semanas de vacaciones. Deberías estar con las pilas cargadas y llena de energía, pero te ocurre justo lo contrario. Estás cansada, triste e irritable. No hay de qué preocuparse. Es lo que se conoce como el síndrome postvacacional y, según diversos estudios, el 65 % de los trabajadores lo padecerá en los próximos días.

Apatía, falta de energía y de concentración para realizar las tareas, cansancio... Son los síntomas clásicos del síndrome postvacacional, un estado de malestar genérico que se produce por una mala adaptación del periodo de vacaciones a la vida activa. El mes de septiembre es en el que se manifiestan más todos estos síntomas que afectan a un gran porcentaje de la población. Los trabajadores a los que más afecta son aquellos que tienen entre 45 y 55 años y han vivido durante su época vacacional cambios drásticos en cuanto a horarios o rutinas. Para intentar prevenir o combatir este síndrome, existen ciertas indicaciones que podemos seguir.

No alargar las vacaciones hasta el día de antes de reincorporarse al trabajo. Los expertos recomiendan volver un par de días antes para que la adaptación a la rutina sea paulatina. Esos días deberíamos levantarnos pronto para ir aclimatándonos poco a poco. También deberíamos combinar el trabajo con las actividades de ocio. Tener tiempo para una misma incide positivamente en la reducción del estrés. Otra recomendación es no cargarse de trabajo el primer día. Hay que tomarse un tiempo para arrancar y volver a coger el ritmo de siempre, para eso es muy importante saber planificar las tareas.

Debemos mantener hábitos de vida saludable, seguir una dieta equilibrada, dormir las horas necesarias y practicar algo de deporte para sentirnos mejor. Si la falta de energía persiste en el tiempo, podemos valernos de la ayuda de algún complemento vitamínico como Floradix, un jarabe compuesto de hierro, vitaminas, especies vegetales y zumos de fruta que aporta los nutrientes y el hierro que tu cuerpo necesita en épocas de decaimiento o Multivital, unos comprimidos que contienen una combinación de nutrientes, entre los que se encuentran 13 vitaminas, 11 minerales y oligoelementos así como luteína. Pero ante todo, una actitud optimista y positiva te ayudará también a superar este periodo de adaptación de una forma más llevadera.