Volver a noticias

Cómo viajar con niños y disfrutar de las vacaciones

  • 7 junio 2018

Los niños son miembros especiales de la familia, con sus necesidades propias. Viajar con ellos puede ser enriquecedor, ya que tienen una manera distinta de ver las cosas, con una lente que magnifica y revela inesperados aspectos de los lugares visitados. Claro está que ciertas situaciones deben planificarse con más cuidado y precaución para sobrevivir a las vacaciones.


Consejos para viajar en familia

Algunos aspectos del viaje deben ser adaptados o decididos en base al hecho de que los pequeños lo compartirán. Aquí van algunas sugerencias:

Documentación

Los documentos deben llevarse completos: DNI o pasaportes y sus visados. En caso de que viajen con personas distintas de los padres, debe poder presentarse la documentación de autorización debidamente cumplimentada. También debes incluir informes médicos o constancias de vacunación.

Nuevas situaciones que se dan en vacaciones

A veces, su corta edad les impide entender los cambios de tiempo y lugar. Es útil explicarles lo que vamos a hacer cada día; aprovecha la oportunidad para revisar juntos el mapa o háblales de los cambios de clima, de la historia de las ciudades o de las diferentes monedas, según sea el caso.

Actividades

Disfrutarán más de las actividades novedosas si pueden interactuar con otros niños, por lo que es beneficioso que propicies estos contactos. En caso de visitas guiadas trata de que no sean muy largas, ya que los niños se cansan rápido, se aburren y se distraen. También es conveniente, en el caso de excursiones, que preguntes si facilitan carritos porta bebés o mochilas.

Primeros auxilios

Es útil para cualquier imprevisto llevar un pequeño maletín con tiritas adhesivas, antisépticos tópicos, ungüentos para picaduras, colirios, protector solar y repelentes de mosquitos. Si tus pequeños tienen algún padecimiento, debe incluirse el medicamento correspondiente.

Los viajes en familia pueden ser una ocasión memorable que estreche lazos de cariño y amistad entre los niños y sus padres, pero ¡toma tus previsiones!