Volver a noticias

Deportes para practicar con niños

  • 17 julio 2017

Practicar deporte con los hijos supone un doble beneficio. Por una parte, nada mejor que hacer ejercicio con ellos para que vayan adquiriendo la sana costumbre de la actividad física, por otra, pasaremos más tiempo con ellos mientras nos mantenemos en forma. Pero no todo vale. ¿Qué deportes son los adecuados para practicar junto a los pequeños de la casa? 

El deporte y los hijos no tienen por qué ser parcelas separadas en nuestra vida. Solo hay que ser conscientes de que no todos los deportes están indicados para practicarlos con niños y buscar el que más se adapte a tus gustos y el de tus hijos. La edad de los pequeños no tiene por qué ser un obstáculo. Existen muchos gimnasios que ofrecen clases dirigidas a madres con bebés como el pilates, también otras como el baile pueden ser disfrutadas por madres y niños pequeños por igual.

Pero si lo que os gusta es hacer deporte al aire libre, el senderismo es una opción ideal en la que además del ejercicio, los niños aprenderán a disfrutar de la naturaleza. Desde bebés podemos llevarnos al pequeño a hacer alguna ruta sencilla de trecking equipados con las mochilas especiales diseñadas para caminar por la montaña. Una vez sean más mayores, podemos buscar una zona con un río donde puedan darse un chapuzón o con alguna zona recreativa. Otra posibilidad es ir en bici. Si todavía son pequeños para llevar su propia bicicleta, existe en el mercado una gran variedad de asientos y remolques para llevar a los niños en nuestra bici. Seguro que en cuanto tengan edad, tienen ganas de acompañarnos con la suya.

La natación es otro deporte perfecto para practicar en su compañía. A partir de los seis meses, podemos entrar en la piscina con ellos y una vez ya tienen capacidad para ir a un curso por su cuenta, podemos aprovechar el rato que dura la clase para nadar en la piscina de adultos. El patinaje es otra actividad que suele encantar a los niños. Es un ejercicio perfecto para mantenerse en forma, con solo media hora de patinaje se puede conseguir un tono muscular envidiable, y es una forma muy divertida de pasar tiempo con los niños.