Volver a noticias

Descubre todas las propiedades del jengibre

  • 31 julio 2017

El jengibre es una planta cuya raíz es muy apreciada, tanto por sus reconocidas propiedades medicinales como por su uso en la cocina. Crece en las regiones tropicales de todo el mundo. China y Perú son los principales productores, aunque el jengibre más valorado es el que viene de India, Australia y Jamaica. Esta raíz ha sido utilizada por la medicina tradicional asiática desde hace 2.000 años.

En Occidente hace relativamente poco que el jengibre está presente en la cocina, sin embargo, esta raíz es muy común en otros países. Ha sido utilizada tradicionalmente por muchas culturas, sobre todo de China, Japón o India, gracias a sus múltiples beneficios y a sus propiedades curativas. Hoy es fácil encontrarla en la verdulería, junto a limones o aguacates. Su sabor es muy peculiar. Es dulce, refrescante y picante debido a un componente llamado gingerol. A nivel culinario tiene muchos usos. Si te gusta el sushi, seguro que lo has probado alguna vez, ya que el jengibre encurtido es utilizado en la cocina japonesa para refrescar el paladar después de comer pescado crudo.

Pero más allá de su empleo en la cocina, la raíz del jengibre tiene muchas propiedades medicinales, especialmente para la mujer:

  • Es un antiinflamatorio y analgésico natural: el jengibre se recomienda en el tratamiento natural de enfermedades inflamatorias como la artritis, la artrosis, la fibromialgia o la fatiga crónica.
  • Mejora la digestión: mejora la absorción de nutrientes en el organismo y alivia los dolores abdominales que se producen cuando hay una inflamación estomacal. Está indicado para tratar el estreñimiento, los gases y las malas digestiones.
  • Alivia las náuseas y los vómitos asociados a los mareos producidos al viajar en coche, avión o barco. El jengibre, por una parte disminuye la actividad de los jugos gástricos y, por otra, reduce los movimientos del tracto gastrointestinal que dan lugar a las náuseas.
  • Previene gripes y resfriados: ayuda a combatir infecciones e inflamaciones de la garganta. Muchos cantantes profesionales lo utilizan en casos de afonía.
  • Mejora la circulación sanguínea: gracias a que el jengibre es rico en magnesio y zinc, dos componentes claves para mejorar la circulación.
  • Ayuda a reducir el colesterol: la raíz del jengibre tiene propiedades que inhiben la acumulación del colesterol malo en el hígado, lo que es beneficioso para prevenir una gran cantidad de problemas cardiovasculares.
  • Acelera el metabolismo: el jengibre es un buen aliado si queremos perder peso.

El jengibre se puede consumir de muchas formas. La raíz cruda se puede rallar e incorporarla a recetas de todo tipo. También se consume en polvo, confitado, en infusión, en aceite esencial o en jugo fresco como Jengibre bio de Salus, un jugo de jengibre que proviene de cultivo ecológico y que está indicado para el bienestar estomacal.