Volver a noticias

¿Es beneficioso o perjudicial correr por la playa?

  • 21 agosto 2017

Con las vacaciones y el calor, muchos deportistas abandonan la ciudad por unos días y se van a descansar a la playa. Esto no significa renunciar al deporte. De hecho, un nuevo escenario puede suponer una motivación extra. Cambiar el asfalto por la arena siempre suena bien, pero para correr en la playa sin correr ningún riesgo, hay que tener en cuenta algunos factores.

Correr por la playa tiene riesgos, pero también beneficios. El hecho de correr por una superficie inestable puede hacer que te lesiones más fácilmente, por eso hay que correr siempre por la arena mojada y buscar los tramos con menos desnivel. Hay una duda que siempre planea cuando vamos a practicar running por la arena. ¿Con o sin zapatillas? Los expertos recomiendan correr siempre con zapatillas. Con ellas tienes más estabilidad y evitarás cortarte si te encuentras algún objeto afilado.

Respecto a los puntos positivos que conlleva practicar este deporte en la playa, si se hace con precaución, fortalecerás los tobillos, lo que luego se traducirá en un menor riesgo de lesiones. Las piernas trabajan más corriendo por la playa y se queman más calorías que en otras superficies. El factor motivacional es también importante. Correr con la brisa marina y el sonido de las olas apetece siempre más que correr por el asfalto.

No hay que olvidarse nunca de protegerse del sol, con cremas para la piel y una gorra para la cabeza. Es recomendable no correr en un solo sentido para no sobrecargar las articulaciones del lado más cercano a la orilla y no hacerlo a la misma intensidad que en las superficies habituales, si no, no podrás controlar la pisada. Tampoco es bueno hacer sesiones largas, mejor correr 15 minutos en un sentido y 15 en otro para evitar la sobrecarga muscular. Ten en cuenta que si tienes problemas de articulaciones o arrastras alguna lesión, correr por la playa está totalmente desaconsejado.