Volver a noticias

Ideas para fomentar la lectura en los niños

  • 8 octubre 2019

Leer es una actividad beneficiosa durante todas las etapas de la vida. No obstante, durante la infancia, etapa en la que se están formando muchos aspectos de la personalidad, la lectura aporta a los niños unas bases que posteriormente les ayudarán a manejarse mejor en muchas situaciones de la vida adulta.

Importancia y beneficios de la lectura

- Mejora la comprensión lectora: Este suele ser uno de los aspectos académicos que más les cuesta a algunos niños y la práctica es la mejor forma de mejorarlo.
- Adquisición de vocabulario: Al leer, los niños aprender palabras nuevas que enriquecerán su vocabulario y por lo tanto su expresión oral.
- Desarrollo de la creatividad y la imaginación: Esto se debe a que al leer una historia los niños tienen que imaginarse a los personajes, los escenarios… Lo que hace que su imaginación trabaje más.
- Disminución de los problemas de concentración: Leer requiere de toda la atención del niño, por lo que si convertimos la lectura en un hábito habremos favorecido a aumentar la capacidad de concentración de nuestro hijo.
- Ayuda al desarrollo de la personalidad: Cuantos más personajes diferentes conozcan los niños, mejor van a entender el concepto de diversidad y esto ayudará tanto a forjar su propia personalidad como a aprender a relacionarse y respetar al resto.

Aun conociendo los diversos beneficios de la lectura, según el estudio del CIS, más del 35% de los españoles no leen nada o casi nada. Para tratar de revertir esta situación, los padres debemos crear en los niños una rutina que conserven a lo largo de los años.

Ideas para fomentar la lectura

- Libertad de decisión: Uno de los errores que cometen los padres es obligar a los niños a leer sobre temas que realmente no les interesan, por eso es importante dejar que el niño decida qué temas le interesan y animarle a leer sobre eso.

- Ver la lectura como un juego: Es importante que no vean la lectura como parte de las tareas diarias o las obligaciones, sino como un juego que practicar en su tiempo de ocio y descanso.

- Predicar con el ejemplo: Los niños reproducen lo que ven en los padres, por eso es muy difícil que adquieran el gusto por la lectura si no lo ven reflejado en sus referentes a seguir.

- Interesarse por la lectura: Debemos comprobar que los pequeños están comprendiendo lo que leen y que el contenido se adecúa a su edad. Para eso es muy importante leer con ellos en edades tempranas y posteriormente hacerles preguntas sobre lo que han leído.

En definitiva, leer es un hábito imprescindible que debemos crear en nuestros hijos puesto que reporta en ellos numerosos beneficios. Además, si conseguimos crear en ellos este hábito, les estaremos ayudando de cara a situaciones futuras difíciles como, por ejemplo, afrontar unos exámenes.