Volver a noticias

La importancia del colágeno para combatir la artrosis

  • 21 agosto 2017

La artrosis es una de las dolencias más frecuentes en personas mayores de 50 años. Esta enfermedad degenerativa afecta al doble de mujeres que de hombres debido al descenso de los niveles de estrógeno que tiene lugar durante la menopausia. La artrosis también surge muchas veces debido a una carencia de colágeno. Hay algunos alimentos que podemos incluir en nuestra dieta para potenciar la producción de esta proteína.

La artrosis es una enfermedad crónica que afecta a las articulaciones. Normalmente a manos, rodillas, cadera o columna vertebral. La artrosis produce dolor, inflamación, inmovilidad e impide que se puedan realizar con normalidad movimientos cotidianos como caminar o subir escaleras. La artrosis provoca el deterioro del cartílago que protege las articulaciones haciendo que los huesos se vayan desgastando y aparezca el dolor. Los tratamientos que existen hoy en día para la artrosis se centran en reducir el dolor y frenar el proceso de desgaste de la articulación.

¿Qué papel juega el colágeno? El colágeno es una proteína muy importante para el cuerpo ya que se encarga de sustentar todos los tejidos del cuerpo. En ocasiones la artrosis aparece porque existe una carencia de colágeno en el organismo, por eso una de las claves para luchar contra la artrosis es llevar una dieta equilibrada rica en alimentos que potencien la producción de colágeno. Todos los alimentos con cantidades elevadas de ácidos grasos omega-3 como el pescado azul o los frutos secos ayudan en la producción de esta proteína. Otros alimentos que estimulan la producción de colágeno del propio cuerpo son los cítricos. Su alto contenido de vitamina C, además de ayudar al desarrollo de los huesos, hace que el cuerpo “fabrique” colágeno de manera natural.

Podemos ayudar a nuestro organismo a proteger el funcionamiento de los cartílagos con algún suplemento como Arti-Aktiv cápsulas de Salus. La vitamina C que contiene el preparado contribuye a la formación de colágeno para el normal funcionamiento de cartílagos y huesos y el selenio y la vitamina E a la protección de las células frente al daño oxidativo. Además la fórmula se completa con ácidos grasos EPA y DHA que contribuyen al funcionamiento normal del corazón así como polvo de mejillón labiado verde neozelandés.