Volver a noticias

Te contamos qué es la sororidad

  • 21 junio 2018

Hay un nuevo concepto que sirve para definir cómo se está produciendo la nueva lucha por la reivindicación de los derechos de las mujeres. Se trata de sororidad. Por si no lo conocías, vamos a dedicar unas líneas a presentártelo y destacar su carácter transformador.


Una nueva manera de entender la fraternidad entre las mujeres

Para conseguir cambios realmente consistentes, necesitamos disponer de herramientas de transformación efectivas. Una de las más sobresalientes es el lenguaje. Por tanto, para reivindicar los derechos de las mujeres, la palabra fraternidad, proveniente de la raíz latina frater, que quiere decir hermano, no valía. Por consiguiente, resulta mucho más inteligente optar por soror, que significa hermana y tiene el mismo origen.

Ya conoces cómo se ha formado esta palabra, cuya validez ya ha sido aceptada por Fundeu. En principio, debido a su creciente popularidad y las solicitudes al respecto que se están empezando a llevar a cabo, no tardará en entrar en el diccionario oficial de la Real Academia del Español (RAE).

Te contamos qué es la sororidad


¿En qué consiste esta nueva solidaridad del feminismo?

Sin duda, el movimiento feminista, desde sus primeras repercusiones masivas de mediados del siglo XX, ha evolucionado, igual que también lo han hecho las distintas perspectivas de género con las que ahora trabajamos.

En este sentido, entendemos la sororidad como un movimiento organizado y solidario entre mujeres que optan por el activismo en su búsqueda de la igualdad para todas ellas. En función de este interés, tejen redes asociativas y se muestran integradas y comprometidas con los valores y objetivos del colectivo de género al que pertenecen.

Contextos como la cruel persistencia de la violencia de género o el feminicidio (otra palabra que el diccionario de la RAE introdujo en 2014) de Ciudad Juárez suponen estímulos para propiciar esta camaradería entre mujeres.

En definitiva, la sororidad ha llegado para quedarse. Al menos hasta que consigamos la igualdad total. Únete.