Volver a noticias

Qué le pasa a tu cuerpo cuando dejas de hacer deporte

  • 15 mayo 2018

No te descubrimos nada nuevo si decimos que hacer ejercicio es fuente de salud, pero practicar deporte también implica una responsabilidad con tu cuerpo porque esta rutina genera una serie de efectos en tu cuerpo y en tu mente que pueden repercutir muy negativamente en ellos si dedices dejar de ejercitarte. Te lo contamos en las siguientes líneas.


¿Por qué es malo dejar de hacer deporte?

Los expertos ya lo advierten, hacer ejercicio está muy bien, pero si acostumbramos a nuestro cuerpo a realizar una serie de actividades diarias que activa su metabolismo y le permite tener un ritmo biológico, cuando dejas de hacerlo no solo perderás los progresos, sino que además tu corazón lo notará. Tu frecuencia cardíaca aumentará sus latidos durante el reposo.

El riego sanguíneo también se ve afectado disminuyendo su volumen en tan solo 24 horas sin actividad.

Otros efectos de dejar el deporte

A las dos semanas sin ejercicio, las células musculares se reducen, con lo que te sentirás más cansada en cada esfuerzo que hagas. Actividades cotidianas como subir escaleras o darte una caminata te costarán más, sintiendo que tus piernas arden o te pesan.

Con el tiempo, irás perdiendo flexibilidad y tu metabolismo se volverá más perezoso, lo notarás porque empezarás a acumular grasa y, con ello, a engordar.

Si estás muy acostumbrada a hacer deporte, dejarlo de golpe hará que te sientas física y mentalmente agotada, tus músculos perderán proteínas, tus pulmones también se resentirán y empezarás a sufrir de insomnio, estrés e incluso hay quien entra en una depresión.

Tampoco podemos olvidar que la falta de ejercicio es la principal causa de sufrir enfermedades como la diabetes tipo 2 o el colesterol alto.

El mejor consejo es volver paulatinamente a la práctica de ejercicio para que el cuerpo pueda retomar el ritmo.