Volver a noticias

Renunciamos a la ingeniería genética

  • 5 septiembre 2016

Desde Salus rechazamos el empleo de ingeniería genética en la agricultura, en el cultivo selectivo de plantas y en la obtención de materias primas para la elaboración de productos alimenticios. Por eso nunca utilizamos elementos sometidos a este tipo de procesos en la fabricación de nuestros productos. Consecuentes con este planteamiento, garantizamos que sólo empleamos materias primas de identidad probada sin modificaciones genéticas.

Es por eso que con más de 300 empleados fijos y una cifra de negocio anual superior a los 150 millones de euros, el grupo de empresas Salus está entre los líderes del mercado del sector de productos fitofarmacéuticos y dietéticos de origen biológico. Somos uno de los pocos fabricantes de productos medicinales naturales de Europa que cubre por sí mismo la mayor parte del proceso de fabricación, desde la siembra, pasando por la cosecha, hasta la elaboración y el envasado. En todas estas tareas Salus satisface los más elevados estándares de calidad farmacéuticos para productos medicinales y los estándares de calidad bio para productos alimenticios. Las materias primas proceden en su mayoría de cultivos ecológicos controlados. La total renuncia al empleo de conservantes, aromas sintéticos y sustancias modificadas genéticamente es una constate de la empresa.

Desde 1991 en Salus Haus también cultivamos plantas medicinales al sur de Chile donde poseemos más de 600 hectáreas dedicadas, pues allí el agua, el aire y el suelo todavía están libres de todo contaminante y de cualquier tipo de sustancias nocivas, con lo que se consiguen plantas muy puras de primera calidad.

En Alemania, el grupo Salus está integrado por tres empresas, SALUS Haus, SALUS Pharma y W. Schoenenberger, todas ellas comparten materias primas de esmerada calidad y un nutrido equipo de investigación y desarrollo. Las tres poseen décadas de experiencia en el sector de los preparados medicinales a base de plantas y especies vegetales. Salus fue fundada en 1916 en Munich por el Dr. en medicina Otto Greither y desde 1945 está dirigida por su hijo. Actualmente los productos Salus se exportan a 62 países en todo el mundo. Entre las formulaciones más conocidos destacan el jarabe de hierro Floradix®, Floradix-Kindervital®, Gallexier®, Alpenkraft® y Salusan® además de los jugos exprimidos de plantas frescas de W. Schoenenberger.

Aunque la empresa comenzó su actividad en Munich, en 1968 se trasladó a la localidad de Bruckmühl, distrito de Rosenheim, Alta Baviera, donde actualmente tiene su sede.