Volver a noticias

Té Kombucha, las propiedades de la bebida de moda

  • 7 noviembre 2017

El té Kombucha es una bebida elaborada a partir de té fermentado muy rica en probióticos, de la que cada vez se oye hablar más. El llamado té de la inmortalidad tiene origen asiático y ha sido utilizado por la medicina tradicional china desde hace milenios. Sus propiedades depurativas, antioxidantes, energéticas y reconstituyentes la han convertido en la última bebida de moda.

Se le conoce como té de la inmortalidad. Se trata de una bebida fermentada elaborada a partir de té endulzado que ha sido fermentado por bacterias y levaduras llamadas SCOBY (Symbiotic Culture of Bacteria and Yeast). Es un alimento fermentado como el yogur, el kéfir o el chucrut. Los microorganismos presentes en el té con azúcar van fermentando y transforman esta infusión en una bebida probiótica, rica en bacterias beneficiosas para la salud, que se suman a los antioxidantes del té o polifenoles.

El consumo de kombucha se ha extendido mucho en los últimos años. En Estados Unidos se comercializa en todos los restaurante orgánicos y no es nada raro pedirlo en cafeterías o restaurantes healthy. Su origen se remonta al 221 a. C. y se sitúa en China, desde donde se fue extendiendo por el resto de Asia.

Los beneficios de la bebida son muchos. Mejora los problemas digestivos y el tracto intestinal debido a los ácidos, probióticos y enzimas que contiene; fortalece el sistema inmunológico gracias a su poder antioxidante; reduce los síndromes premenstruales; previene la pérdida de memoria y combate la artritis, disminuyendo el dolor de las articulaciones a causa de la  glucosamina, uno de los principales componentes para mejorar el cartílago. Es un buen remedio desintoxicante gracias al contenido en ácido glucurónico que ayuda a eliminar las toxinas a nivel renal.

A pesar de todos estos beneficios, las personas con un sistema inmune débil deben tener cuidado ya que, al ser un producto fermentado, existe el riesgo de contaminación cruzada por otras bacterias.