Volver a noticias

Tratar y superar los miedos infantiles

  • 7 noviembre 2017

Miedo a la oscuridad, a los monstruos, a los animales, a las tormentas… Los temores infantiles son habituales y forman parte de la evolución natural del niño. ¿Cómo debemos actuar ante ellos? Si lo hacemos de la forma adecuada, además de superarlos, conseguiremos que el pequeño gane en autoconfianza.

Los niños pasan por muchas etapas y en cada una de ellas puede aparecer un miedo que irá cambiando con el paso del tiempo. El miedo no es algo gratuito, es algo ancestral que cumple una función importante, ya que nos enseña a ser precavidos y a defendernos de posibles peligros. Los niños van perdiendo el miedo cuando adquieren una compresión madura del entorno.

Para ayudar al niño a afrontar sus miedos es importante que el menor note que sus padres le comprenden. Aunque a nosotros como adultos nos cueste entenderlo, para el pequeño, el miedo es real y por tanto no hay que intentar convencerle de que se equivoca. Nunca hay que reñirle ni hacer que se sienta avergonzado. Tampoco debemos reaccionar de forma exagerada. Muchas veces, son los propios padres los que transmiten el miedo a sus hijos.

Podemos enfrentarle poco a poco con el temor leyéndole un cuento donde aparezca el objeto que le causa terror o inventando algún juego. Aunque lo normal es que los miedos vayan desapareciendo con la edad, si estos se originan a partir de un hecho traumático, como la muerte de un ser querido, un accidente o un ingreso hospitalario, es recomendable buscar ayuda profesional.