Volver a noticias

Volver a la rutina después de Navidad

  • 3 enero 2018

Las vacaciones navideñas son unas fechas muy especiales para los niños. Son días llenos de emociones, ilusión y juegos, que terminan de golpe el 7 u 8 de enero después de la llegada de los Reyes Magos. La vuelta al cole se hace cuesta arriba para muchos de los pequeños y, reconozcámoslo, también para los padres. Te damos algunos consejos para sobrellevar mejor estos primeros días de vuelta a la rutina.

Después de dos largas semanas de vacaciones navideñas, toca volver a la normalidad, pero no siempre es fácil. Tras unos días acostándose y levantándose tarde y jugando a todas horas, regresar a los horarios y la disciplina cuesta. ¿Qué podemos hacer para ayudar a nuestros hijos?

  • Retomar poco a poco sus horarios: unos días antes de empezar el colegio, debemos empezar a acostarles antes y despertarles más temprano de lo que lo han estado haciéndolo estas últimas semanas para que no les cueste tanto volver el primer día. Los horarios de las duchas, las cenas o las horas para ver la tele también deberían empezar a regularse.
  • No dejar los deberes para el día de antes: mejor dedicarle cada día algo de tiempo a hacer los deberes que darse el atracón en el último momento. 20 minutos al día son suficientes.
  • Ayudarles a ordenar su habitación: después de los numerosos regalos que han recibido, no es fácil encontrar hueco para todo. Podemos sentarnos una tarde con ellos para que elijan los juguetes que ya no utilizan y dejar espacio a los nuevos. Mantener el orden en su habitación es una buena manera de indicarles que es hora de volver a empezar.
  • Reducir las horas de consumo de aparatos electrónicos, consolas y videojuegos: es normal que durante las navidades los niños dediquen más tiempo a este tipo de ocio. Cuando se acerque la fecha de volver al colegio, deberíamos reducir el tiempo que emplean en los dispositivos electrónicos.
  • Llevar un juguete el primer día de cole: si el colegio lo permite, podemos dejarles que el primer día de colegio se lleven un juguete para hacerles más fácil la vuelta.