Volver a noticias

5 consejos para facilitar la vuelta al cole 

  • 23 septiembre 2019

La vuelta al cole es un proceso duro tanto para los más pequeños como para los padres, después de unos meses sin horarios y sin rutina. Afrontar la vuelta con naturalidad y buena actitud es fundamental, ¿quieres saber cómo? Presta atención.

5 recomendaciones útiles para favorecer el regreso al colegio 

1. Adaptarse progresivamente a la rutina diaria

Un truco es seguir con alguna de las actividades típicas del verano durante este periodo de transición, como por ejemplo ir a la piscina o el parque por las tardes después de clase. Que sientan que a pesar de que ya empezó el cole siguen disfrutando del buen tiempo.

2. Irse pronto a la cama

Para que un niño se despierte pronto entre semana es fundamental que este hábito se entrene también el fin de semana. Por ello, lo más fácil es preparar actividades para realizar juntos, puedes aprovechar el buen tiempo y los resquicios del verano para realizar planes en el exterior.

3. Desayunos juntos

Levantarse temprano es la base del éxito de un gran día. De este modo, no surgirán las prisas, que pueden alterar tanto a padres como a los pequeños. Podéis aprovechar para desayunar juntos. Convierte este hábito en una tradición familiar, especial y divertida. Esta actividad los unirá mucho como familia, te permitirá conocerlos más y asegurarte de que coman alimentos nutritivos, sin excesos de azúcar y grasas saturadas. Un desayuno ideal debe contener fruta, hidratos y proteína. Puedes probar haciéndoles unas tortitas de harina de almendras o avena, acompañadas de fresas o plátano.  

4. Organizar juntos la vuelta al cole

Prepara la vuelta al cole con ellos, llévalos y déjalos escoger sus materiales escolares. Demuéstrales que formáis un equipo y que sus gustos y opiniones son bien recibidas y respetadas.

5. No transmitas ansiedad

Recuerda que no hay nada mejor que el ejemplo. Tú debes ser la primera con una buena actitud… Si estás todo el rato quejándote y lamentándote los niños no tardarán en contagiarse de este síndrome postvacacional y después será muy difícil cambiarlo.

Una técnica es generarles expectativas positivas como la de reencontrarse con sus amigos, preguntarles a quienes quiere volver a ver y contarse lo que hicieron durante las vacaciones.