Volver a noticias

¿Aquagym en el invierno? ¿Por qué no?

  • 21 noviembre 2018

Si estás apuntado a algún gimnasio o te planteas hacerlo, es muy probable que hayas oído hablar de una de las actividades estrella que ofrecen: el aquagym.

Pero ¿en qué consiste? ¿Cuáles son las ventajas de practicarlo? ¿Qué debemos tener en cuenta para su práctica? ¡Sigue leyendo este post para conocer la respuesta a todas estas preguntas!

El Aquagym

Esta actividad consiste en fitness acuático, una variante del aerobic que se realiza en un medio acuático (normalmente, una piscina).

Pero ¿por qué se realiza en este ambiente? Al realizar la actividad en el agua, estamos reduciendo el impacto que el deporte tiene sobre nuestras articulaciones sin dejar de trabajar.

Por ello, es una actividad perfecta para aquellas personas con algún tipo de lesión traumatológica o articular, aunque no son los únicos que se beneficiarán de su práctica.

Beneficios del Aquagym

Si practicas este deporte, podrás tonificar todos tus músculos. Estar dentro del agua implica un trabajo constante de tu musculatura, especialmente si tienes que realizar movimiento. Por eso, podrás quemar calorías y, en consecuencia, adelgazar.

- Aumentarás tu flexibilidad, ya que tus articulaciones aumentarán cada vez más su rango de movimiento.

- Mejora la salud mental debido al efecto relajante del agua y la sensación de ligereza asociada. Además, como toda actividad física, aumenta la secreción de endorfinas.

- Es un ejercicio ideal para el invierno, al realizarse en una piscina interior y no tener que realizar el ejercicio exponiéndonos a una temperatura exterior baja.

- Reduce la presión arterial, ya que se trata de una combinación de ejercicio de fuerza y de cardio.  

A tener en cuenta

Lo cierto es que hay muy pocas premisas para que puedas practicar el Aquagym. Tan solo tienes que enfundarte en tu traje de baño y acudir a tu piscina más cercana con muchas ganas de hacer ejercicio. ¡Y a disfrutar!