Salus

Así es la postura correcta para correr

12 octubre 2017

Si quieres sacarle todo el provecho al running y evitar lesiones, la postura a la hora de correr es un elemento muy importante a tener en cuenta. Para correr correctamente no solo hay que prestarle atención a las extremidades inferiores; los hombros, los brazos, la cabeza y el tronco también afectan a la hora de practicar este ejercicio.

A correr también se aprende. Aunque parece que correr es algo natural, a lo que nadie nos enseña, lo cierto es que existen ciertas pautas para practicar el running de forma correcta. Correr sin la postura adecuada puede llevar a lesionarte. La tensión en ciertas partes del cuerpo o algunos movimientos erróneos son muy perjudiciales, por eso es tan importante modificar algunos aspectos que a la larga pueden acabar dañando a nuestro cuerpo.

El tronco debe estar recto. Para ello hay que enderezar la espalda, contraer el abdomen y sacar un poco la cadera. Nuestra pelvis se debe mantener vertical. No hay que correr nunca encorvado. La cabeza debe mirar al frente, nunca hacia abajo, de esta forma permitimos que el aire entre y salga de los pulmones mejor. En cuanto a los brazos, deberían ir flexionados en un ángulo de 90 grados. Cuando llevamos el brazo atrás, el codo debe elevarse casi a la altura del hombro. Cuando va hacia delante, el codo queda en línea con el cuerpo. Las palmas siempre abiertas, correr con los puños apretados puede provocar la aparición de tirones y calambres en otras zonas.

Respecto a los pies, para suavizar el impacto, es recomendable que la pisada se haga con toda la planta del pie, no dejando caer el peso sobre los talones. En cuanto a las zancadas, no deberían ser excesivamente largas. Una zancada larga puede hacer que la rodilla se resienta. Es mejor zancadas cortas pero rápidas. Teniendo en cuenta todos estos elementos conseguiremos una actitud postural perfecta para empezar a correr.

Compartir esta noticia