Salus

Cansancio en el embarazo, ¿cómo debes combatirlo?

25 enero 2018

El embarazo es una etapa que puede producir grandes cambios en tu organismo, entre ellos, alteraciones hormonales, cambios de humor, apetito, etc. El cansancio es común al principio y al final del embarazo.

Causas comunes de fatiga

El futuro bebé va a necesitar una gran cantidad energética para poder desarrollarse. Tus órganos tendrán que trabajar más y requerirán una mayor energía de tu alimentación. La alteración hormonal, como el aumento de la progesterona, puede aumentar la necesidad de sueño. Y la fatiga puede magnificarse si añadimos otros factores, como los vómitos o el estrés emocional.

Remedios y soluciones contra el sueño y cansancio

Para poder disminuir la fatiga, tendrás que dormir más horas. Aprovecha los fines de semana para recuperar fuerza, realizando siestas cortas cada día de 20 minutos. Es fundamental que cuides la alimentación. Consume alimentos poco industrializados como frutas, verduras o legumbres. Deja de lado los fritos, los rebozados y los alimentos precocinados. El aporte de vitaminas a partir de alimentos saludables e integrales (pan integral, arroz integral o pasta integral) va a ser muy importante, tanto para el adecuado desarrollo del futuro bebé como para ti. En todo caso, también debes revisar el adecuado funcionamiento de tu tiroides. Una disminución en los niveles de hormonas tiroideas puede dar una notable falta de vitalidad.

Falta de hierro en el embarazo: anemia ferropénica

Muchas veces, la falta de hierro puede incrementarse en el embarazo al aumentar su consumo en el organismo. Puedes combatirla con suplementos de hierro. Solicita una analítica para poder determinarlo y, en todo caso, aporta alimentos ricos en hierro (hígado o pollo) combinados con frutas cítricas ricas en vitamina C para mejorar su absorción. Si sufres mucho cansancio, hasta desmayos y mareos, es imprescindible que consultes con tu especialista. No es conveniente que realices demasiados esfuerzos, aunque puedes realizar actividad física siempre que esté controlada por un profesional sanitario.

Compartir esta noticia