Salus

¿Cómo funciona la reducción de jornada para cuidar de un hijo?

13 marzo 2017

Conciliar la vida familiar con la laboral no es sencillo. Aunque todavía queda mucho camino por recorrer, en España la ley recoge el derecho de todo trabajador, sea hombre o mujer, a reducir su horario laboral entre un 12,5 y un 50% para cuidar de un hijo, biológico o adoptado.

La reducción voluntaria de la jornada laboral para cuidar a un hijo es un derecho recogido en el Estatuto de los Trabajadores. Tomar esta decisión implica, lógicamente, la reducción proporcional del sueldo. La reducción del número de horas de trabajo se puede solicitar en cualquier momento por el padre o la madre, desde el embarazo hasta que el niño cumpla 12 años y pueden pedirla ambos progenitores a la vez. Solo en el caso de que los dos trabajen en la empresa y existan problemas de funcionamiento de la misma, se podría limitar el derecho.

La ley establece que es el trabajador el que tiene la decisión de elegir el horario y de determinar el periodo de duración de la reducción de jornada. Sin embargo, cada situación, cada empresa y cada horario tienen unas peculiaridades y por tanto, una vez tengamos claro que queremos acogernos a ese derecho, lo mejor es sentarse con el empresario o el departamento correspondiente para llegar a un acuerdo.  Si no hay entendimiento entre empresa y trabajador, se deberá acudir a los juzgados de lo Social para que dictamine la solución.

La reducción se pide por escrito con una antelación mínima de 15 días, y una vez se quiera retomar la jornada habitual, también debe solicitarse con 15 días, aunque esto  dependerá del convenio al que esté acogida cada empresa.

Compartir esta noticia