Salus

¿Cuál es la mejor edad para que los niños aprendan a nadar?

19 mayo 2017

Aunque desde los primeros meses, los bebés pueden ir familiarizándose con el agua, los niños no tienen la capacidad para aprender a nadar hasta mucho más tarde. Ahora que se acerca el verano, seguro que muchos padres se preguntan cuándo es la mejor edad para apuntarlos a clase de natación.

Desde que cumplen seis meses, muchas piscinas permiten a los padres apuntar a sus bebés a natación. Es lo que se conoce como matronatación, clases que se adecuan al desarrollo del bebé y en el que la madre o el padre acompañan al niño en la piscina. Estas clases no tienen como objetivo enseñarles a nadar, ya que no es hasta los cuatro años cuando el aparato locomotor del menor está suficientemente desarrollado para hacerlo. La matronatación busca la estimulación acuática del bebé a través de una serie de ejercicios y juegos que le enseñan a flotar. Y es que los niños menores de un año tienen más facilidad para adaptarse al agua que los más mayores. Es el medio que conocen ya que durante los nueves meses de gestación han vivido en él.

Aunque algunas teorías defienden que a partir de los tres meses ya se puede comenzar con las clases, es conveniente esperar a que el bebé haya cumplido seis meses y su sistema inmunológico esté más maduro para evitar resfriados o infecciones. Durante la matronatación, que dura aproximadamente hasta los dos años, el bebé no aprenderá a nadar, pero si empezará a familiarizarse con el agua para que en el futuro se sienta más seguro. Los especialistas recomiendan que los niños aprendan a nadar entre los tres y los cuatro años, aunque siempre dependerá del estado madurativo del menor.

A esa edad, el objetivo es que el niño aprenda a flotar y a mover las extremidades inferiores, “a modo perrito”, y a bucear. Esta etapa al menos dura dos meses. Para que aprenda a nadar sin ayuda, la media de tiempo varía mucho de un niño a otro. Depende del desarrollo de sus habilidades motoras y de la iniciativa del pequeño. Por regla general, yendo a clases, en poco más de un año, los pequeños son totalmente autónomos en el agua.

Compartir esta noticia