Salus

Helados caseros y saludables para los más pequeños

13 junio 2017

Con la llegada del buen tiempo y las vacaciones, los niños empiezan a demandar ese dulce típico del verano al que ni pequeños (ni muchos mayores) pueden resistirse. La mayoría de helados que podemos encontrar fuera de casa contienen un alto contenido en grasas, además de azúcares, colorantes y conservantes y muy pocos nutrientes ¿Es posible compaginar helados y alimentación saludable? ¡Con estas recetas, sí!

Verano es sinónimo de helado. Después de comer o cenar o a mitad tarde, pedir un helado se hace tan habitual para los más pequeños como desayunar. Aunque a los padres no nos apasione su composición nutricional, poco se puede hacer ante un niño que insista en comerse un helado. Cuando salimos a comer o cenar fuera, es difícil encontrar helados que no contengan grasas o azúcares. Lo que sí está en nuestra mano es preparar en casa helados saludables a bases de frutas y yogures que refresquen a los niños mientras se alimentan de una forma sana.

Helado de plátano

Ingredientes:

Dos plátanos muy maduros

Elaboración:

Meter los plátanos en el congelador al menos 6 horas. Sacarlos e introducirlos en trozos en la batidora. Si nuestra batidora tiene función de picar hielo, utilizaremos esta función, si no, pondremos velocidad media e iremos subiendo progresivamente. Batiremos hasta obtener la textura adecuada y serviremos. Podemos servirlo con un poco de canela o trocitos de nueces o cacahuetes.

Helado de yogur con cerezas

Ingredientes:

Dos yogures naturales

Cerezas deshuesadas

Elaboración:

Quitamos el hueso de las cerezas y las cortamos en trozos pequeños. Echamos el yogur en una jarra y lo batimos con las varillas hasta que tenga una consistencia cremosa. Incorporamos las cerezas. Metemos la mezcla en el congelador. Para que quede textura de helado, deberemos sacar el recipiente y removerlo cada media hora durante dos horas.

Polos de frutas

Ingredientes:

Fruta (podemos utilizar la que más nos apetezca o una combinación de varias como melón y sandía, fresas y kiwis, naranja y fresas…)

50 ml de nata líquida espesa

Elaboración:

Trituramos bien la fruta con la batidora hasta que quede una mezcla homogénea, añadimos la nata y seguimos batiendo un par de minutos más. Vertemos la mezcla sobre los moldes y metemos en el congelador al menos durante tres horas.

Compartir esta noticia