Salus

Hipopresivos para madres tras el embarazo, parto y posparto

20 febrero 2018

Tras dar a luz, las madres deben realizar una serie de ejercicios para recuperarse. Si este es tu caso, una manera muy efectiva de lograrlo es a través de los abdominales hipopresivos.

Se trata de una técnica basada en la contracción de la musculatura abdominal mediante una inspiración profunda en la que hay una tensión muscular, pero sin movimiento. Se trabaja la respiración y la apnea para tonificar la musculatura tanto abdominal como pélvica y reducir la cintura.

En qué benefician a las madres los abdominales hipopresivos

Tras el embarazo y el posparto, la mujer sufre una serie de cambios físicos. Gracias a los ejercicios hipopresivos lograrás reafirmar el cinturón pélvico, así como la musculatura abdominal. Es la mejor opción para recuperar la postura natural de tu cuerpo, sin olvidar que te despedirás del dolor de espalda al disminuir la curvatura lumbar, más pronunciada a causa del embarazo.

Así mismo, ayudan a la recolocación visceral, a recuperar las sensaciones sexuales, a evitar la incontinencia urinaria o a mejorar la circulación. Sin embargo, sus ventajas no quedan ahí, ya que disminuye los efectos de las intervenciones quirúrgicas del parto y reactiva el tránsito intestinal.

A nivel emocional también puede serte de gran ayuda. Durante el posparto, además de los cambios físicos se experimentan cambios psicológicos, muchas veces ligados a los anteriores. En ocasiones, puedes ver mermada tu autoestima y la confianza en ti misma, de manera que realizar estos ejercicios de refuerzo de la musculatura te proporcionará un equilibrio emocional al evitar la depresión posparto.

En definitiva, los abdominales hipopresivos son la mejor opción para las madres tras el embarazo. Se trata de un momento en el que están contraindicados los ejercicios abdominales tradicionales, por lo que este es un entrenamiento holístico que ejercita y proporciona grandes beneficios físicos y psicológicos.

Compartir esta noticia