Salus

Los beneficios de un campamento para tu hijo

19 abril 2018

Los niños siguen necesitando, como sucedía antaño, actividades diversas para mejorar su formación y su desarrollo mental y físico. El uso de dispositivos tecnológicos está logrando que el sedentarismo se convierta en lo habitual. ¿Cómo puede un campamento cambiar esta actitud y conseguir que tus hijos disfruten de los beneficios de esta actividad?

¿Quieres que tus hijos sean más independientes?

Si es así, no dudes en inscribirles para el próximo campamento de verano que organice su colegio o cualquier asociación de confianza. Tu hijo/a aprenderá a:

– Solucionar problemas. Ya no te tendrá a ti como protectora, ocurra lo que ocurra, tendrá que amoldarse a las circunstancias y usar su instinto e inteligencia para solucionar lo que le suceda.

– Socializar. Durante su estancia tendrá que convivir 24 horas con sus compañeros y seguir unas pautas de comportamiento marcadas por la organización. Es decir, pasará de ser el eje sobre el que gira todo a ser uno más.

– Convenir todo tipo de acciones con el resto de amigos. No le será posible tomar decisiones sin consecuencias, como hace en casa, ya que formará parte de un grupo en el que será una pieza fundamental para mantener la armonía. Dormir, comer y asearse serán actividades que tendrá que compartir.

– Ensayar para otro tipo de situaciones. Se acostumbrará a dormir con sus amigos, conocerá a otros niños, tendrá que comer lo que le sirvan y podrá desarrollar una serie de capacidades fundamentales para que madure como persona.

Un campamento para niños se convierte así en una actividad educativa y formativa de enorme valor. Además, se desarrolla, normalmente, en un entorno natural por lo que también podrá aumentar sus conocimientos de forma práctica y teniendo una experiencia en primera persona de especial interés para su futuro. Como habrás comprobado, todo son ventajas. ¿Te animas a mandar a tu hijo/a de campamento? ¡Te lo agradecerá con su cariño en cuanto regrese!

Compartir esta noticia